Concierto de cierre de la primera temporada.

Un concierto de violín para una noche de viernes
Román Revueltas Retes desde el Museo de Aguascalientes con su pasión por tocar violín, cuenta algunos detalles del Concierto para violín en mi menor, Op. 64 de Felix Mendelssohn / Concierto de Gala viernes 7 de marzo. Cierre de la Primera Temporada

Orquesta Sinfónica de Aguascalientes.

Nace hipopótamo en Zoológico de Chapultepec.

La Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México informa del nacimiento de una cría de Hipopótamo del Nilo en el Zoológico de Chapultepec, hecho que no se daba desde hace 16 años. Actualmente, los padres y su cría se encuentran en exhibición en el bioma de Pastizales.

Para celebrar su llegada, el Gobierno de la CDMx invitan a elegir su nombre por votación a través de las páginas web:
http://www.df.gob.mx
http://www.sedema.df.gob.mx

Las propuestas de nombre a elegir son:
– Igoli. Significa oro en lengua zulu
– Haji. Significa noble en lengua swahili
– Mabbina. Significa felicidad en lengua swahili

Actualmente, el Zoológico de Chapultepec cuenta con 3 ejemplares adultos: dos machos, uno de ellos de 36 años de nombre “Villita”, nacido en el Zoológico de Chapultepec y otro de nombre “Güero”, de 25 años de edad, nacido en el Zoológico de San Juan de Aragón. La nueva cría es hija de la hembra “Güera”, de 3 años de edad, quien llegó a Chapultepec procedente del Zoológico de Wamerú (Querétaro).

El Hipopótamo del Nilo, es un animal extremadamente corpulento, su peso varía de 3 mil a 4 mil 500 kilogramos.

Tienen una gran importancia ecológica, ya que su estiércol es fuente de alimento para peces, es abono para algas y aporta nitrógeno al agua, entre otras funciones.

El nombre científico de esta especie significa “caballo de rio”; habita en los ríos y lagos de África sub-sahariana; vive en manadas de 10 a 15 individuos llegando algunas ocasiones hasta 30 especímenes.

La cría nació bajo el agua, sin complicaciones y con un peso aproximado de 40 kilogramos. Desde su nacimiento ha recibido los cuidados y alimentación materna, los cuales continuarán hasta los 11 meses de edad.

Se puede visitar gratuitamente en el Zoológico de Chapultepec en un horario de 09:00 a 16:30 horas de martes a domingo.

Nace hipopótamo en Zoológico de Chapultepec.

Día Mundial de la Vida Silvestre

«Desvivámonos por la vida silvestre»

Durante milenios, los pueblos y las culturas han procurado alimentos, vestimenta, medicamentos y sustento espiritual en la rica diversidad de flora y fauna silvestres que ofrece la naturaleza. La vida silvestre sigue siendo esencial para nuestro futuro por el papel fundamental que cumple en la ciencia, la tecnología y las actividades recreativas, así como por el lugar que ocupa en nuestro patrimonio. Por ese motivo, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 3 de marzo, día de la aprobación de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), Día Mundial de la Vida Silvestre.

A pesar de su valor intrínseco para el desarrollo sostenible y el bienestar de las personas, la vida silvestre se ve amenazada. Algunas de las especies vegetales y animales más carismáticas del mundo, como también otras menos conocidas pero de importancia ecológica, corren peligro de extinguirse de inmediato. Entre las principales causas cabe mencionar la destrucción del hábitat y el aumento del tráfico ilícito de flora y fauna silvestres.

Los delitos contra la vida silvestre acarrean profundas consecuencias ambientales, económicas y sociales. Causan especial preocupación las repercusiones que tiene el tráfico ilícito para la paz y la seguridad en varios países donde la delincuencia organizada, la insurgencia y el terrorismo suelen estar estrechamente ligados entre sí.

Si aunamos esfuerzos, podemos mitigar las graves amenazas que se ciernen sobre la vida silvestre. En este primer Día Mundial de la Vida Silvestre, insto a todos los sectores de la sociedad a que pongan fin al tráfico ilícito de especies de flora y fauna silvestres y se comprometan a comerciarlas y utilizarlas de manera sostenible y equitativa.

Trabajemos en aras de un futuro en el que los seres humanos y la flora y fauna silvestres coexistan en armonía. ¡Desvivámonos por la vida silvestre!

Día Mundial de la Vida Silvestre

Día Mundial de la Naturaleza

El Día Mundial de la Naturaleza nos brinda la ocasión de celebrar la belleza y la variedad de la flora y la fauna salvajes, así como de crear conciencia acerca de la multitud de beneficios que la conservación de estas formas de vida tiene para la humanidad.

La celebración de este día también nos recuerda la necesidad urgente de combatir los delitos contra la naturaleza, los cuales acarrean consecuencias de gran alcance en el ámbito económico, medioambiental y social.

Además de su valor intrínseco, la fauna y la flora salvajes contribuyen a los aspectos ecológicos, genéticos, sociales, económicos, científicos, educativos, culturales, recreativos y estéticos del desarrollo sostenible y del bienestar de los seres humanos. Por estas razones, se invita a los Estados miembros, a la ONU y a los organismos internacionales, a las organizaciones no gubernamentales, a la sociedad civil y todas las personas a observar y a participar en este día de celebración mundial de la naturaleza.

La secretaría de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES, en sus siglas en inglés), en colaboración con otros organismos de la ONU, ha puesto en marcha la celebración del Día Mundial de la Naturaleza.

Día Mundial de la Naturaleza

Del suicidio y el destino de la langosta

Por: Viridiana Villegas Hernández
Fotos: Óscar Sánchez Moreno

Imagen

Durante poco más de una hora la reflexión acerca del suicidio, pero sobre todo la comedia de situación brillará en el escenario del Círculo Teatral (Veracruz 107, Condesa), donde el próximo 19 de diciembre a las 20:30 horas se llevará a cabo la última función del año de Suicídate, langosta, obra adaptada a las necesidades escénicas de los actores Raúl Magaña, Sharon Kleinberg y el director Edgar Muñiz.

Suicídate, langosta es una obra basada en una idea original de Ulises Palatto y dirigida por Edgar Muñiz que se desenvuelve entre dos desconocidos, un hombre (el actor Raúl Magaña) y una mujer (la actriz Sharon Kleinberg), quienes coinciden un jueves por la noche en un puente con el objetivo de terminar con sus vidas. Tras confesarse y descubrir las intimidades del otro, deciden acompañarse en el suicidio.

Ambos personajes, de haber comenzado siendo unos perfectos desconocidos, de haber llegado a ese puente solos, sin nadie a quien importarle, al final pasan a saber todo el uno del otro y entonces el espectador puede darse cuenta de que ya no están solos, sino que se tienen el uno al otro con todo y el eco de sus fracasos, pues como comenta la actriz Sharon Kleinberg: “la temática de la obra puede ser un tema de interés general porque todos los seres humanos, al menos en algún momento desesperado y aunque sea de forma vaga, hemos pensando en quitarnos la vida. En esta obra el uno es el espejo del otro personaje; ella se burla de los motivos del hombre para terminar con su vida y él de lo que a ella la orilla a tomar una decisión tan drástica”.

Al respecto, el actor Raúl Magaña agrega que “de las personalidades afines se dice que  tienden a juntarse y es el caso de este par que no tiene nada que perder, lo cual los conduce a un punto muy bonito, pues todo lo que hagan los llevará a ganar, al menos, la oportunidad de sentirse acompañados y comprendidos. La disyuntiva al momento de construir estos personajes fue poner en la mesa si el suicida es alguien valiente o no.”

Para Kleinberg esta es la primera ocasión que personifica a una mujer con tendencias suicidas. En Suicídate, langosta, ella da vida a Sandra, quien se encuentra terriblemente enojada, con el alma corrompida por tantas heridas emocionales abiertas; es una chica que se muestra brutalmente agresiva y siempre a la defensiva pero que, en el fondo, detrás de esa rígida careta, lo que más anhela en la vida es ser amada sin tregua, con delicadeza y libre de abusos: “lo que siempre esconde el enojo es una profunda tristeza y mi personaje no quiere ser vulnerable, razón por la que se muestra tan fuerte; la realidad es que se trata de una persona muy sensible muriéndose de amor a pesar del daño irreparable que le causó su pareja”.

Ante la situación irreconciliable con el pasado que pesa sobre los hombros del personaje femenino, había que darle un equilibrio por medio del rol masculino a cargo de Raúl Magaña, quien interpreta a Roberto, un hombre de baja autoestima, frustrado, depresivo, solitario y cobarde que no se logra sobreponer del desengaño amoroso y el fraude del que fue víctima a manos de su esposa y su mejor amigo: “Ante la furia de esta mujer –explica Magaña- buscamos que el carácter de mi personaje no fuera el de un macho, sino de un ser sensible para que ella pudiera jugar un poquito con él y por supuesto que mi personaje es un gran cobarde y al estar en el puente donde se desarrolla la historia se encuentra con el mejor pretexto que pudo haber encontrado: Una mujer. Aunque con ella hace mil y un planes para suicidarse juntos y así desaparecer del callejón sin salida en el que se han convertido sus vidas, ambos saben que cualquier decisión cambiará su destino”.

El libreto de Suicídate, langosta, trabajado por el director y los actores resulta una grata sorpresa al no caer en lugares comunes o estereotipos muy marcados como en ocasiones ocurre en otras comedias y Sharon Keinberg lo explica: “aquí vemos a un hombre llorar, no vemos a una mujer débil o sumisa, y creo que estos contrastes ayudan a la comicidad; así también procuramos presentar peculiaridades interesantes, pues no permitimos que gane el debate de la guerra de los sexos, sino que dejamos que fluya de manera abierta esa tensión sexual que siempre existe cuando hay sólo un hombre y una mujer”.

Ya en la puesta en escena Reina de Carnaval el director Edgar Muñiz nos había deleitado con la idea de jugar con la muerte en el plano de la comicidad y ahora, en Suicídate, langosta vuelve a esa propuesta, en sus palabras, a través de “la adaptación que hicimos para corresponder a las necesidades de los actores y el planteamiento de los personajes, ejercicio que nos permitió profundizar en lo que queríamos expresar como creadores. Asimismo, que la obra corra en un puente me parece muy significativo, pues se trata de una construcción que siempre te lleva a alguna parte; el momento escenográfico realizado por el maestro Arturo Nava hace aún más disfrutable la puesta, pues la pareja de Raúl Magaña y Sharon Kleinberg es de esas a las que en escena no puedes quitarles los ojos de encima, pues siempre estás esperando qué van a contestarse; para mí trazar su trabajo actoral ha resultado muy enriquecedor”.

ImagenImagenImagenImagen